La Energía sigue al pensamiento

¿Que implicancias tiene esta afirmación en la experiencia?

Lo que pensamos, lo que nos emociona, lo que nos motiva, es lo que creamos en los planos etérico, emocional, mental y va a descender en el plano físico.

Según donde esta puesta nuestra atención, nuestra conciencia, así generamos los moldes de lo que será.

Somos co-creadores en Dios, 

¿Cómo creamos? A través de la imaginación y la visualización que le acompaña.

Por esta razón:

No dejaré que mi mente vague sin rumbo, como un perro callejero, reproduciendo las creaciones a las que nos estimulan con las narrativas de la guerra, la corrupción o el abuso.

Sustituiré inmediatamente esas imágenes por visualizaciones en el sentido de la Luz y la Alegría.

Observare los pensamientos y sentimientos que me visitan y si veo que están alimentando y creando Orror-Error, inmediatamente los sustituiré por imágenes amorosas, juguetonas, llenas de alegría y de la Buena Voluntad que nos hace libres.

Con un poco de perseverancia estaré siempre creando en armonía con el Plan de la Vida: la Luz y el Amor. 

Soy creador-a, con la imaginación, creo mapas mentales.

Voy a crear condiciones para que se manifieste sobre la faz de la Tierra nuestra hermandad y mirare a los ojos de todos los seres solo para ver la LUZ en su interior y celebrarla.

Quiero ver la Luz, del mundo que proyecto. De hecho, siempre me veo a mi Mismo.

El Arquitecto en Mi,  Karla Raspall